Juguetes y juegos para tu bebe

El juego y los juguetes para bebes es una actividad fundamental en la infancia porque posibilita el desarrollo físico, mental y social.

Los niños aprenden y se relacionan con el entorno mediante los juegos y de ésta forma se abren paso hacia la vida adulta. Un juguete debe adaptarse a los gustos particulares del niño y ser divertido. Además, el juguete debe ser seguro ya que cada año se producen accidentes graves como quemaduras, atragantamientos, intoxicación o asfixia.

Para prevenir los accidentes con los juguetes, los padres deben vigilar siempre a los niños mientras juegan. Es necesario mantener las piezas pequeñas fuera de su alcance hasta que aprendan a no llevárselas en la boca y evitar que el niño utilice juguetes no recomendados para su edad (vigilar en especial que los niños no jueguen con los juguetes de sus hermanos mayores).

El mejor juguete

El mejor juguete es el que más se adapta a las características personales del niño y para conocer esto es imprescindible que los padres dediquen el mayor tiempo posible a jugar con sus hijos. Antes de comprar un juguete, seguir los siguientes consejos:

  • El juguete debe llevar una etiqueta que otorga conformidad con los requisitos de la normativa de seguridad vigente y la edad para la que está recomendado y es seguro el producto, así como de su funcionamiento.
  • El juguete debe ser resistente y estar construido de manera sólida, sin piezas que se desprendan y con bordes no afilados ni cortantes
  • Asegúrese de que todos los juguetes y sus piezas son lo suficientemente grandes para evitar que el niño pueda asfixiarse; evitar los juguetes que disparan objetos pequeños al aire ya que pueden provocar lesiones en los ojos o provocar asfixia
  • Evite comprar juguetes que hagan ruidos intensos o estridentes para proteger el oído del niño; evite también juguetes que fomenten comportamientos agresivos, xenófobos, sexistas o intolerantes

Necesidades emocionales de los niños

Durante la primera infancia cuando se desarrolla la base de su personalidad el peque debe establecer relaciones que le brinden seguridad y referentes lo contengan en el crecimiento . La seguridad emocional debe darse en el ambiente cotidiano donde el niño/niña crece y en relación a las personas que lo acompañan diariamente para que puedan establecer un vínculo sólido con todo aquello que conforma el contexto.

No tratar de reemplazar a los referentes del hogar es uno de los pilares para que el peque pueda sentir que en ese ambiente nuevo hallará confianza porque en el intercambio de emociones, sensaciones, palabras, gestos etc serán las bases para que fluyan sus estados emocionales y sentir que la persona que lo cuida o la docente de la institución cubrirá el espacio sin sustituir a la mamá . Hay una teoría que manejamos los docentes que es «la teoría del apego»; es decir, necesita cierta dependencia para desarrollar confianza en sí mismo y así comenzar a vincularse con el medio y relacionarse con otras personas.

Fundamentalmente esta conducta d esarrolla la capacidad del peque para «resolver» situaciones particulares e intensas que se relacionan directamente con la protección , si percibe acceso a ese apego podrá sentir seguridad y alegría, lo que le brindará bienestar y armonía sino solo provocará enojo, desesperación, ansiedad y muchas veces frustración. Un peque con seguridad en sí mismo podrá explorar, descubrir, jugar alejado de las personas que conoce (siempre observándolos pero no le dará temor); por ello, es función de los progenitores darle seguridad emocional para que sienta confianza en conocer el medio que lo rodea.

El núcleo familiar ha de trabajar en complemento con la institución educativa y saber que en el intercambio con su/s hijo/s se afianza el vínculo, tratar de encontrar momentos para poder conversar, jugar, bailar … crear espacios donde poder compartir junto a ellos la vida brindada . El cuerpo del peque será un medio de manifestación que se integrará como complemento de las demostraciones de afecto como son los abrazos, besos etc integrándose a la aparición de la seguridad que se va desarrollando en el peque.

Sexo durante el Embarazo

El miedo a tener relaciones sexuales en el embarazo,es algo que en mayor o menor medida tienen las parejas, sobre todo los padres. Asoma el temor de lastimar al bebe, o que pueda ocasionar un aborto, etc.

Por suerte, no hay impedimento, salvo en casos que el profesional expresamente prohibe tener sexo, por algun problema puntual.

Lo fundamental es que la pareja se sienta comoda, que busque las posiciones que se sienten bien y no interfiere ninguna molestia, esto dejara que el disfrute sea mayor. Si lo hacemos con miedo seguramente mas que un disfrute, termina siendo una tortura.

Es importante que la pareja lo hable, tanto en como se siente comodo, si realmente tiene ganas, nunca debe de ser algo forzado, o por cumplir. Hay qe dejar que los guie el placer y la comodidad, de no ser así, deben conversarlo e inclusive consultar a un profesional, que seguro les sacara todas las dudas que los aquejan.

Si se trata de un embarazo de riesgo, el médico, los guiara y dirá, en que momento pueden tener relaciones y cuando no.

Muchas veces el deseo sexual se ve disminuido,por ambas partes, la mujer tiene cambios hormonales, que bien pueden quitar el deseo sexual, como acrecentarlo,con el hombre el tema es otro, el miedo a dañar al bebé, el cambio en el fisico de su mujer. Pero realmente no es bueno dejar postergado el deseo sexual, cuando no hay ningun impedimento para ello,por eso insisto en que siempre el diálogo en estos casos ayuda mucho, porque el rechazo del hombre puede dañar mucho a la embarazada y viceversa, ya que el hombre también puede sentirse desplazado e influir en la relación futura.

Para algunos hombres y mujeres, encuentran en el embarazo un mayor atractivo que hace que las relaciones sean mejores inclusive que antes.

Las posiciones pueden ir cambiando a medida que el embarazo se hace más visible,no es lo mejor que el hombre permanezca encima durante mucho tiempo, hay que buscar alternativas, y poses que no incomoden y que permita disfrutar a ambos.

Disfrutar del sexo durante el embarazo es sano y saludable para la pareja, no debemos olvidar que una vez que se produce el parto pasarán un tiempo sin poder hacerlo, tanto por el dolor que puede experimentar la madre, como por el sueño y cansancio que ocasionan los primeros meses del bebé.

Bebes Prematuros

Un bebé es prematuro cuando nace antes de completar la semana 37 de gestación.

Las causas de un parto prematuro son múltiples y no todas conocidas. Sin embargo hay conductas que la madre puede seguir a fin de reducir la posibilidad de un parto prematuro. Pero dado el caso, hay que entender que el bebé prematuro necesitará cuidados especiales, distintos a los que reciben los bebés que nacieron a término (entre las 38 y 42 semanas de gestación).

Para empezar, es muy probable que el bebé pase sus primeras semanas de vida en una unidad de neonatología, dentro de una incubadora.

Si bien en esta etapa no habrá mayor contacto físico entre madre e hijo, muchas veces la sola presencia de la madre al costado del bebé los ayuda a reforzar ese vínculo establecido al momento del parto.

CUIDADOS QUE NECESITA UN BEBE PREMATURO
Los cuidados que necesitará el bebé tienen que ver con 3 aspectos:

Calor , pues en un bebé prematuro, la grasa corporal no es suficiente como para mantener una adecuada temperatura corporal. La incubadora se encarga de mantener la temperatura correcta, asi como prevenir infecciones.

Nutrición , los bebés prematuros usualmente nacen pesando entre 500 gr. Y 2.0 kg. Su nutrición debe ser especial y monitoreada constantemente, ya que suelen ganar peso rápidamente. La leche materna siempre es la principal fuente de nutrientes, aunque es administrada via sonda, hasta que el bebé sea capaz succionar para alimentarse por si solo.

Crecimiento , a la par de la nutrición, es vital que el bebé prematuro sea vigilado constantemente en su desarrollo y crecimiento, para evitar que pueda desarrollar enfermedades o deficiencias en su crecimiento.

Los cuidados y seguimiento de un bebé prematuro van más allá de la estadía del mismo en la unidad de neonatología. Incluso con el bebé ya en casa, deben tenerse cuidados especiales. Debido a que muchas veces los órganos o sistemas de defensa del bebé no se desarrollan completamente, el bebé prematuro siempre será más proclive a ciertos problemas de salud.

La comunicación constante con el pediatra es fundamental para poder hacer un seguimiento adecuado del desarrollo del niño y estar alertas ante la aparición de cualquier tipo de complicaciones como por ejemplo problemas respirartorios, infecciones, problemas del sistema nervioso, etc.

Los padres deben prepararse adecuadamente en caso su hijo sea prematuro, pues necesita una atención y cuidados adicionales a los de un niño de término. Muchos hospitales o clínicas ofrecen programas de ayuda e información acerca del cuidado de bebés prematuros, que combinados con el apoyo de familiares y amistades, serán de gran importancia en la tarea de asegurar al bebé una vida sin mayores complicaciones de salud.

Guia para comprar regalos a nuestros hijos

Los regalos para los niños, son cosas que a veces traen de cabeza a muchos padres, sobre todo en las épocas navideñas. Los padres somos libres de elegir qué tipo de regalos queremos hacerles a nuestros hijos, pero es importante tener en cuenta algunas cosas para evitar regalos que no sean positivos para el desarrollo del niño.

Por eso hoy en muchobebes.com vamos a intentar orientaros sobre qué tipo de juguetes son mejores o peores para nuestro hijo.

Lo primero que debemos hacer, es intentar evitar hacer regalos demasiado caros. Es importante que nuestros hijos no se eduquen en la idea de que las cosas más caras son las mejores. Hay que enseñar a los niños que hay cosas buenas que no se compran con dinero.

También es importante que los regalos que hagamos a nuestros hijos, sean acordes con la edad del niño. Hay que respetar la etapa de crecimiento del niño y no es conveniente hacer regalos de adolescente a niños de 10 años por ejemplo.

Los libros y la ropa, también son regalos. Hay que desterrar la idea de que solo debemos regalar juguetes a los niños porque es lo que les hace más ilusión. Así podemos hacer que nuestro hijo no se vuelva un caprichoso, los productos de primera necesidad se deben combinar con juguetes.

Hoy en día, está muy de moda la tecnología y este tipo de regalos pueden ser muy positivos para nuestro hijo, pero no debemos olvidarnos de los juguetes clásicos de toda la vida. Además estos juguetes ayudan a socializar a nuestros hijos.

Con estos simples consejos, podemos guiarnos a la hora de hacer las compras de navidad. Recuerda, no hay que consentir a nuestros hijos.

¿Y vosotros, que vais a regalar a vuestros hijos?